Mi particular día del traductor

Este es el segundo Día del Traductor que paso en este tipo de redes sociales. A pesar de la poca frecuencia con la que he publicado (y por qué no, escrito), pensé en que era adecuado escribir por acá, aunque sea para saludar y para hablarles un poco un poco sobre la experiencia «traductoril» que he adquirido en este año que ha transcurrido.

Si bien el servicio social en la preparatoria (o bachillerato) me sirvió para darme cuenta de que no deseo ser profesora de tiempo completo y me quitó tiempo para dedicarme a otras actividades que tuvieran relación con mi carrera, también pude experimentar un poco aquéllo en lo que consiste la carrera: ese encargo de traducción inversa del historial médico con el cual aún alucino (¡mi primer encargo y era sobre medicina! ¡Nada me pudo hacer más feliz!) y el proyecto de investigación de la facultad. De este último he querido hablar desde que fui aceptada, pero las tareas no me han dado tiempo ni de pasarme por acá ni de avanzar en mi labor, pero vale, aquí voy:

La facultad tiene la intención de promover la investigación en la traducción inversa de crítica literaria, para así poder crear nuevas teorías de traducción (si se da el caso, que espero que sí). No sé si lo mencioné por acá, pero también la traductología me llama la atención, así que pensé que este proyecto sería ideal no solo para apoyar a la facultad en el proyecto, sino para redescubrir lo que había llamado tanto mi atención en las lecturas. Un buen día fui, se me proporcionó el texto con el que debo trabajar y se me indicó que debía agregar los comentarios pertinentes en cuanto a lo que se me dificultara o me pareciera llamativo y cómo logré resolverlos. Si bien apenas llevo tres párrafos traducidos, me ha encantado trabajar con crítica literaria, a pesar de que todo lo relacionado a la traducción literaria es lo más popular entre muchos traductores mexicanos. Espero continuar aportando todo lo que me sea posible, solo me gustaría tener más tiempo disponible para este trabajo. Como buena traductora, debería saber organizarme, pero estoy trabajando en ello.

Y con esta satisfacción, les deseo un gran día de San Jerónimo: nuestro día. Espero que tengan un día de mucho trabajo (al final de cuentas, es lo que a ustedes les fascina), y si no, ya verán que pronto llegará algo. También estoy a la espera de una nueva oportunidad. 😉

¡Feliz día!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s